10 TIPS QUE MEJORAN LA TESORERIA DE TU EMPRESA

La tesorería es la parte del activo de la empresa que tenemos disponible en metálico (caja, bancos) y es uno de los activos más importante que tiene nuestra empresa, por no decir el más importante.  Una buena gestión de tesorería nos aporta TRANQUILIDAD, la de saber que vamos a cumplir con nuestros pagos holgadamente, y que estamos preparados para cubrir algún imprevisto.

La pregunta más frecuente que se hacen mis clientes del servicio fiscal es: “si he tenido esos beneficios, ¿dónde está mi dinero?”   Por este motivo, he creado un servicio específico en el que trabajemos con la mejora de la tesorería, y en este artículo, voy a dar algunos TIPS que pueden ayudarte a mejorar tu tesorería:

1º- Considerar la tesorería como una prioridad de la empresa.  Cuando no prestamos atención a una parte de nuestra empresa, porque consideramos que no tenemos tiempo para ello, o porque hay otras que son más importantes, no podemos valorar si estamos haciendo una buena gestión de la misma.  Estamos dejando que funcione sola, a la deriva, sin conocer resultados ni aquellos parámetros en los que tenemos que trabajar. Aquello que no valoramos, no funciona adecuadamente.

2º- Control de tesorería y previsiones. Es necesario dedicar recursos personales y económicos a la gestión y control de la tesorería, para que podamos medir, hacer previsiones, y ajustar tomando las decisiones adecuadas para ganar la tranquilidad que pretendemos. Debemos llevar un control de los recursos actuales que tenemos y hacer una previsión de los pagos y los cobros, como mínimo del próximo mes, y preferiblemente del año completo, con el fin de que puedas realizar las acciones necesarias para ajustar esos cobros a los pagos, y buscar financiación adicional si fuera necesario.

3º- Control de stock eficiente.  El stock es uno de los quebraderos de cabeza más importantes que tiene una empresa.  En el stock conlleva un importante inversión de tesorería, y si tenemos poca rotación de nuestros productos, supone que tenemos paralizada una gran cantidad de dinero en nuestra empresa.  Por eso es fundamental maximizar nuestra rotación y minimizar nuestro stock, pero que sea suficiente para un adecuado funcionamiento de nuestra empresa, porque eso supondrá una inversión mínima de tesorería en stock.  La situación ideal sería que fueran nuestros clientes los que invirtieran en el producto, es decir, poder trabajar bajo pedido, pero no siempre es posible, sobre todo para aquellos productos que podemos tardar en tener a disposición del cliente.

4º- Mejorar la gestión de cobros.   Las cantidades incobradas de nuestros clientes, afecta considerablemente a nuestra tesorería, llevando a procedimientos concursales o incluso a la quiebra a muchas empresas.  Llevar un exhaustivo control de los cobros es fundamental para mantener saneada nuestra empresa.  Primero tratar siempre de cobrar antes o en el momento de entregar los productos o los servicios.  Y cuando esta opción no sea viable por las características de la empresa o del sector, cobrar a la mayor brevedad y estar muy atentos a los vencimientos de los cobros para automáticamente reclamar los mismos.  E incluso cubrir los impagos de los clientes con seguros, y tener un servicio externo de reclamación de pagos, si la incidencia de estos impagos es alta.

5º- Renegociación con los proveedores.  Conseguir mejores condiciones de pago a nuestros proveedores nos facilita un margen de tiempo para vender y cobrar los productos que les hemos comprado, y por tanto, conseguiríamos que nuestros clientes financien nuestras compras, que financien nuestro stock, o al menos una parte de él, sin que sea necesaria financiación adicional para el funcionamiento normal de nuestra empresa.

6.- Refinanciación de la deuda a Corto plazo a Largo plazo.  Cuando tenemos mucha financiación en el corto plazo, en momentos en los que alguna parte del proceso de nuestra empresa falla, se hace complicado afrontar la totalidad de esta deuda a corto plazo, y nos obliga a refinanciar esta deuda de nuevo a un corto plazo, con un altísimo coste de esta deuda.  En nuestro tejido empresarial, formado esencialmente de PYMES, son los bancos los únicos que obtienen beneficios de nuestras empresas, con el desgaste que supone, tanto a la empresa como al empresario, que día a día lucha por su empresa. Renegociar las deudas a corto plazo en un préstamo a largo plazo, nos permite atender más cómodamente nuestra deuda sin necesitar hacer constantes refinanciaciones, por tanto mejora considerablemente nuestra tesorería y con el consiguiente ahorro en coste de la deuda, que a su vez, repercute en mejora de la tesorería.

7.- Mejora tecnológica. La tecnología son las herramientas que nos hacen mejorar en casi todos los aspectos de nuestra empresa, aunque a veces, hay que reconocer, que nos complica un poco la vida cuando tenemos un exceso de tecnología que no sabemos manejarlas.  En este caso, herramientas como un buen programa de facturación, que nos permita hacer las facturas y hacérsela llegar al cliente de manera rápida es fundamental (y lo básico) para la mejora de nuestra tesorería. Cuanto más tardemos en enviar la factura, más tardaremos en cobrar, y por tanto en tener dinero en nuestras cuentas. Ese mismo programa debe ser una buena herramienta para el control de los cobros, y para facilitarnos información sobre vencimientos de los cobros y de las cantidades que no se han cobrado en plazo.  Aunque esta herramienta no es suficiente para hacer una mejora de la tesorería, también necesitamos herramientas que nos ayuden a hacer el control de la tesorería completa, una previsión de la misma, y el seguimiento y actualización de esa tesorería posteriormente. Para que estas herramientas estén semiautomatizadas, es decir que nos sea fácil obtener este control y previsión, es necesario que la empresa lleve internamente la contabilidad, y aporte al sistema que utilicen todos los datos necesarios para hacer esta previsión.  En caso contrario, tendría que hacerse mediante controles manuales a través de tablas de Excel.

8.- Reducir la carga fiscal. Los impuestos también suponen una importante fuente de salida de tesorería por eso es importante hacer una buena planificación fiscal, y analizar siempre todas las opciones legales de las que disponemos para reducir nuestra factura fiscal.

9.- Mejorar los ingresos.  Nuestra fuente principal de entrada de tesorería es a través de los ingresos y cobro de los mismos.  Por tanto, si mejoramos nuestros ingresos, mejorará nuestra tesorería, para ello debemos revisar nuestra política comercial, los precios de nuestros productos y el margen de los mismos, y dedicar nuestro esfuerzo a aquellos productos o servicios que nos reporten mayor cantidad de tesorería (que serán los que tengan más margen)

10.- Controlar los costes.  Controlar los costes no significa realizar despidos o eliminar servicios que son necesarios para la empresa.  Significa hacer una revisión de todos los costes que tiene la empresa, y ver cómo podemos hacer una mejor gestión de nuestros recursos, analizar si estamos optimizando los servicios, inversiones, y nuestro personal.  Una vez hayamos analizado, el siguiente paso será eliminar aquellos servicios que no necesitamos, externalizar si es una opción más rentable y no es imprescindible mantener en la empresa, y rentabilizar nuestro personal, y si fuera necesario, prescindir del mismo.  Un buen control de costes, y por tanto, una buena gestión de nuestros recursos, repercute directa y positivamente en nuestra tesorería, porque nos garantiza que cada euro que hacemos de inversión o de gasto, nos va a reportar un retorno mucho mayor.

Conseguir una tesorería saneada nos garantiza no tener que sufrir cuando llegan los vencimientos, supone que a final de mes cuando llegan los seguros sociales y las nóminas tengamos todo controlado, supone que no tengamos que salir corriendo a un banco para que nos de financiación y aceptarla a cualquier precio, en resumen nos aporta una tranquilidad absoluta, en la que podemos centrarnos en mejorar nuestra empresa en lugar de ahogarnos.  Haciendo un control y una previsión de nuestra tesorería, se aplica el proverbio chino que dice “Date prisa cuando tengas tiempo, y tendrás tiempo cuando lleves prisa”

Si necesitas ayuda para mejorar la tesorería de tu empresa, ponte en contacto conmigo en hola@romiblanco.com o en el 928567867.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar