¿En qué se fija tu banco a la hora de darte financiación?

Imagen de unos euros cayendoMuchos autónomos y empresas se siente perdidos a la hora de buscar financiación, y con mucha frecuencia se ven realizando gestiones con multitud de bancos que al final no llegan a nada, ¿te ha pasado algo así? Si necesitas que el banco te financie algún proyecto, lo primero que debes hacer es tener contacto con varias entidades financieras al mismo tiempo (entre 3 y 4 entidades). Además, entre ellas, escoge bancos y cajas, ya que estos dos tipos de entidades tienen criterios diferentes a la hora de dar financiación; esto aumentará tus probabilidades de éxito.

Y lo segundo que debes saber, es que la entidad financiera basará sus decisiones en estos aspectos que vamos a comentarte a continuación:

-Tu persona: ¿tienes un historial de cumplimiento de tus compromisos? Debes tener en cuenta que la entidad analizará tu “solvencia moral”, averiguando si has tenido préstamos sin atender en alguna ocasión, o si posees un historial deudor de algún tipo.
-La relación banco-empresa: ¿has tenido una relación fluída con tu banco hasta ahora? El banco analizará si tu empresa ha tenido descubiertos en cuenta, morosidad, o cualquier otro tipo de incidencia que perjudique la relación.
-La finalidad de la operación: el proyecto para el que solicitas financiación debe ser coherente con lo que haces en tu empresa. Si tienes una pequeña perfumería, es poco probable que el banco te financie la apertura de una fábrica de golosinas en La India. Sin embargo, un préstamo para abrir otra perfumería tendrá muchas más probabilidades de ser concedido.
-El importe solicitado: el dinero que pides debe estar en concordancia con las cifras de tu empresa; ventas, capital social, activos…
-El plazo de la operación: debes solicitar devolver el dinero en un plazo que sea coherente con la operación financiada, para asegurar que tu proyecto generará la tesorería necesaria para devolver ese capital.
-La capacidad de devolución: El flujo de dinero que produzca tu proyecto ha de ser suficiente para garantizar los pagos comprometidos. La entidad financiera analizará tu solvencia y endeudamiento para asegurar que recuperará ese dinero.
-Las compensaciones: puedes aumentar la rentabilidad que proporcionas al banco si contratas otros productos, tales como imposiciones a plazo fijo, seguros, pago de impuestos, nóminas… Esto hará que la entidad financiera tenga más interés en ti.
-La rentabilidad de la operación: las comisiones e intereses que te cobre la entidad financiera estarán en concordancia con el nivel de riesgo que asume al concederte la financiación.
-Las garantías: es habitual que el banco refuerce la garantía de devolución con hipotecas, avales… aunque la capacidad de devolución de tu empresa será un factor muy importante a tener en cuenta.

Para valorar todos estos aspectos, la entidad financiera utilizará la información que tú le facilites y la que tiene en sus propias bases de datos. Estamos seguros de que teniendo en cuenta estos aspectos aumentarás tus probabilidades de conseguir la financiación que necesitas. Y si necesitas ayuda con los trámites, contáctanos sin compromiso. Podemos ofrecerte soluciones interesantes que te permitirán despreocuparte de la búsqueda de financiación para poder centrarte en tu negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar