Una historia personal.

Hoy no voy a escribir sobre fiscalidad, ni sobre contabilidad, ni sobre la interpretación de la misma. Hoy voy a escribir sobre mí, sobre Romi, y voy a contaros un poquito de mi historia personal.

Yo nací en una pequeña aldea de Galicia, con aproximadamente 200 habitantes. De pequeña, a pesar de ser lo que se consideraba una niña buena (estudiosa y obediente) en casi todos los aspectos, había otros en los que era, bajo la mentalidad de esta aldea y esos años, una rebelde, ya que me peleaba con adultos y pequeños para que las obligaciones de las niñas no fueran mayores que las de los niños, y mi forma de pensar,  mis aspiraciones y  mis inquietudes iban siempre a contracorriente.

Con 14 años quería ser empresaria y crear una empresa que se llamaría ROCHAMAR, en que yo llevaría la Gerencia y la Administración de la empresa. Me fui de mi pequeña aldea y estudié siempre en la rama de  Administración de  Empresas, desde los niveles más bajos hasta el más alto, culminando con un Máster en Tributación; al tiempo que trabajaba elaborando contabilidades e impuestos en asesorías, como trabajadora por cuenta ajena. Hasta que decidí emprender mi propia aventura, primero como empresaria individual y en solitario y posteriormente como sociedad con un pequeño equipo de trabajadores y colaboradores.

Dicho así parece que se trata del orden habitual de las cosas, pero les aseguro que pasar de ser una niña de una aldea, donde de ella se espera poco más que se quede en casa cuidando la familia y si acaso algún “trabajito” para “mantenerse”, a ser empresaria, a 3000 km de su lugar de origen, exige grandes esfuerzos, y un camino personal muy intenso. Exige dejar atrás creencias y limitaciones de lo que te han enseñado, dejar las pesadas cargas que te han inculcado y exige aprender nuevas formas de hacer y de pensar, ya que no tienes ningún aprendizaje previo de cómo recorrer este camino.

En mi familia no hubo empresarios/as, ni nadie alrededor que pudiera enseñarme algo de lo que conlleva esta faceta pero teniendo claros los objetivos, y estando dispuesta a tomar las acciones necesarias para llevarlos a cabo, llegas allá donde quieras.

Y el cambio sigue en marcha, es necesario y casi obligatorio cambiar constantemente en la sociedad actual, simplemente porque las necesidades de la población van cambiando, y las empresas debemos cambiar con ellas. Estoy trabajando en un cambio que suponga “Ascender a otro Nivel”, con el objetivo en este año de mejorar radicalmente la imagen digital de la empresa, una mejora tecnológica importante y trabajar mucho la marca personal, para que la gente nos conozca, a mi equipo y a mí, y sepa que, tal como he hecho con mi propia vida y empresa, podemos impulsar el cambio en su empresa, tomando el control de sus números, velando por su imagen fiscal y contable, dando respuestas a tiempo y defendiendo sus intereses ante las Administraciones. Con el convencimiento absoluto de si quieres, puedes. ¿Quieres que te ayudemos con tu empresa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar