Cómo utilizar correctamente las pólizas de crédito.

poliza de credito

La póliza de crédito es uno de los instrumentos financieros que más utilizan las pequeñas y medianas empresas, y al mismo tiempo es  uno de los peor utilizados.

Este instrumento financiero nos permite disponer durante un tiempo de un dinero, hasta un límite determinado, en función de lo que vayamos necesitando. En esta opción de crédito el banco no nos da el dinero de una sola vez, sino que nos permite ir accediendo al mismo según lo vayamos necesitando, durante un período de tiempo estipulado, que suele ser un año.

Las pólizas de crédito están asociadas a una cuenta corriente, donde vamos disponiendo del dinero según nuestras necesidades de liquidez. Esto supone una gran comodidad para las empresas, pero tiene unos costes, que en ocasiones pueden llegar a ser muy elevados. Los gastos que supone esta póliza son los siguientes:

-Gastos de notaría, por la formalización.

-Comisión de apertura, que suele ser desde el 0,25% hasta el 2% del capital disponible.

-Comisión de disponibilidad: suele ser un porcentaje alrededor del 0,1% sobre la parte de la póliza que no se utiliza.

-Interés excedido: se aplica en el caso de que utilicemos más dinero del que disponemos en la póliza.

-Interés por saldo medio no dispuesto: en ocasiones la entidad financiera nos cobra también un interés por la parte del crédito no utilizada.

-Interés por el saldo medio dispuesto: es el que pagamos por el dinero que utilizamos.

La póliza de crédito debe utilizarse solamente para afrontar dificultades puntuales de tesorería. Por ejemplo, si nos enfrentamos a un pago trimestral elevado, y nuestros clientes todavía no nos han pagado las facturas emitidas,  la póliza nos permitirá disponer de liquidez para afrontar esa obligación de pago, hasta que cobremos de nuestros clientes las facturas pendientes.

Si has contratado una póliza de crédito y te ves en la situación de tener que renovarla, no estás haciendo una buena gestión de tu tesorería, ya que para disponer de financiación a más largo plazo existen otros instrumentos financieros que son mucho más útiles y económicos. Sería conveniente, en tal caso, analizar por qué tu empresa no dispone de recursos propios suficientes para afrontar las obligaciones de pago, y cuáles serían las soluciones más eficientes según las características de tu empresa.

Recuerda que en Soluciones Rochamar podemos asesorarte sobre cómo gestionar la tesorería en tu negocio, contacta con nosotras en el 928 567 867.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s