Hacienda mira tus números, y tu también deberías hacerlo (I).

Hacienda te vigila

Hace poco compartíamos en Facebook una noticia de la Cadena Ser que hablaba de las cartas que la Agencia Tributaria está enviando a las empresas, advirtiendo que existen diferencias en determinados indicadores entre la empresa y el sector, y que si esas inconsistencias persisten, “podrá dar lugar a los procedimientos necesarios”.
Estas cartas son una más de las medidas de la lucha contra el fraude, centrado sobre todo en los cobros en efectivo no declarados, por tanto, se incide principalmente en el porcentaje de cobros en efectivo que tiene la empresa en comparación con las empresas de su sector.

Los sectores que más están recibiendo estas cartas son los de peluquerías, restaurantes, carnicerías, discotecas, talleres de reparación de vehículos, entre otros. Realmente está dirigido a todos aquellos sectores que trabajan con el cliente final, que puede no necesitar factura del establecimiento porque no le supone ninguna ventaja fiscal.

El mismo día que lo publicamos en Facebook, uno de nuestros clientes del sector de reparación de vehículos recibió la visita de dos inspectoras, en aras de hacer comprobaciones sobre las cantidades facturadas y el efectivo disponible en la empresa; y anotando en la propia diligencia que documenta la visita las advertencias de las diferencias en cuanto a beneficio, cobros en tarjeta e imposiciones en efectivo más cobros por tarjeta, respecto a la media sectorial, e indicando que dichas inconsistencias se reduzcan o eliminen en lo sucesivo. A la semana siguiente, otros dos clientes más recibieron cartas con advertencias similares en el mismo sector. De la revisión de las cartas recibidas por nuestros clientes, podemos hacer el siguiente análisis:

1.- Esta es una asesoría pequeña, en la que la totalidad de los clientes del sector de talleres de reparación de vehículos, que tienen forma jurídica de sociedad (no los empresarios individuales) han recibido, bien en forma de carta bien en forma de visita presencial estas advertencias. O sea, que si eres una sociedad de este sector, probablemente habrás recibido una advertencia similar.

2.- La carta indica que vas a estar vigilado, y que tus ratios se controlarán hasta que ellos puedan verificar que son coherentes y puedan considerarlos correctos.

3.- No se trata sólo de advertencias, ya que una visita en la empresa, no es una mera advertencia, sino una recopilación de información y documentación mediante la que se puede determinar perfectamente si una empresa está dejando de declarar facturas cobradas en efectivo o no, dando lugar a una inspección y liquidación.

4.- Los ratios que nos indican son una comparación con la media del sector, pero eso no significa que la empresa esté cometiendo ningún tipo de fraude. En la referencia sectorial estamos mezclando y calculando datos de empresas muy grandes y de empresas pequeñas, y evidentemente la forma de trabajar en ambas empresas es extremadamente diferente. No es lo mismo tener clientes que también son empresas, que tener la mayoría de los clientes finales; y también habrá de tenerse en cuenta las particularidades de cada zona, hay zonas donde se maneja más efectivo y en otras prácticamente no se usa, siendo sustituído, mayoritariamente, por las tarjetas. En una empresa grande, donde los clientes son empresas, se trabajará esencialmente con cobros mediante cheques, transferencias y recibos, y en una empresa pequeña se trabajará con cobros en tarjeta y en efectivo, siendo muy pequeña la cantidad cobrada en transferencias, cheques o recibos. En Canarias, particularmente, la utilización de las tarjetas de crédito es la forma habitual de pago, siendo el efectivo casi la excepción. Además, hemos observado errores en el cálculo de los ratios de las empresas.

Después del análisis, podemos concluir que la Agencia Tributaria está enviando en masa estas comunicaciones con la intención de obtener una mayor recaudación, pretendiendo amedrentar a los contribuyentes, y dando por sentado que los contribuyentes somo defraudadores sin tener previamente datos que puedan indicar este hecho, una premisa que es contraria a los derechos de los contribuyentes.

Sin embargo, es cierto que a través del análisis de los parámetros que indican en las cartas (margen bruto, cobros en tarjeta y cobros en tarjeta más el efectivo ingresado en banco y la cantidad de entradas en el banco en comparación con la facturación de la empresa) y una visita a la empresa, solicitando documentación y un recuento de caja, sí se podría determinar la existencia o no de fraude fiscal, no necesitando de los datos sectoriales. Añadir, obviamente, que los contribuyentes NO están eximidos de cumplir con todas sus obligaciones contables y fiscales, debiendo ser siempre claros en sus cuentas y declarando todas las operaciones realizadas en sus empresas.

En el siguiente post seguiremos comentando más aspectos interesantes de este tema. De momento, te animamos a contar con Soluciones Rochamar para revisar tus números y ratios, y sentir la tranquilidad de que no vas a tener que estar afrontando liquidaciones de la Agencia Tributaria. Contacta con nosotras en el 928 567 867, estaremos encantadas de ayudarte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s