Los beneficios de la RIC.

En el post anterior hablábamos de que la RESERVA PARA INVERSIÓN EN CANARIAS es un importante beneficio fiscal que nos permite reservar una parte de nuestros impuestos para invertirla en el crecimiento de nuestra empresa. También indicábamos que tiene unos estrictos requisitos formales que deben ser contemplados de forma exhaustiva. En este post ampliamos la información, tanto en cuanto a los beneficios que nos ofrece como a los requisitos de cumplimiento.

¿Quién puede dotar la RIC?

⦁ Entidades sujetas al Impuesto de Sociedades, con relación a los establecimientos permanentes situados en Canarias.
⦁ Los contribuyentes de IRPF en estimación directa que tengan actividad económica y lleven contabilidad según el PGC desde que han obtenido el beneficio fiscal.

¿Qué beneficio obtenemos?

Se puede reducir la base imponible del impuesto hasta un 90% del beneficio no distribuido (son las reservas, excluida la Legal, de Capitalización y Nivelación) obtenido en los establecimientos situados en Canarias derivado de las actividades económicas. Esta reducción nunca podrá determinar una base imponible negativa. Significa que del resultado de nuestra actividad habitual, podemos reservar hasta un 90% de este beneficio (una vez excluidas la reserva Legal, Capitalización, Nivelación, reparto de beneficios en su caso u otra disminución de los fondos propios), por el que no pagaremos impuestos, y cuya cantidad nos comprometemos a invertir en un futuro.

¿En qué podemos invertir?

Podemos invertir en activos que deben estar situados o ser recibidos en Canarias, utilizados, afectos y necesarios para el desarrollo de actividades económicas del sujeto pasivo, salvo los que contribuyan a la mejor y protección del medio ambiente en el territorio canario (detallaremos lo más importante para que no se haga muy extenso).

A. Inversiones iniciales. Adquisición de elementos patrimoniales por creación, ampliación, diversificación o transformación de un establecimiento. Se trata de inversiones en elementos patrimoniales, activos fijos materiales o intangibles nuevos (en caso de empresas de reducida dimensión pueden ser bienes usados) por:

⦁ Diversificación de la actividad de un establecimiento para la elaboración de nuevos productos.
⦁ Transformación sustancial en el proceso de producción.
⦁ Elementos intangibles: derechos de uso o propiedad industrial o intelectual, conocimientos no patentados, concesiones administrativas, software adquirido y gastos activados para la creación de páginas web. El importe materializado de la RIC en intangibles no puede superar el 50% del valor total del proyecto de inversión, salvo que se trate de empresa de reducida dimensión.
El suelo no es apto para materializar RIC, salvo que se trate de viviendas protegidas, determinadas actividades industriales y zonas comerciales que sean objeto de un proceso de rehabilitación.
Para materializar en bienes usados o en suelo apto para materializar, estos no podrán haberse beneficiado de la RIC, de deducciones para incentivar actividades del Impuesto de Sociedades ni de la Deducción por Inversiones en Canarias con anterioridad.
B. Creación de puestos de trabajo, relacionados con inversiones iniciales y no relacionados con inversiones iniciales.
C. Inversiones no iniciales, activos que contribuyan al medio ambiente o en Investigación+Desarrollo:
⦁ Se trata de los activos fijos materiales o intangibles que no puedan ser considerados como inversión inicial por no reunir alguno de las condiciones establecidas en la letra A. Pueden ser bienes nuevos o usados, pero con las mismas condiciones establecidas para bienes usados. Tiene las mismas restricciones del suelo.
⦁ Los elementos de transporte sólo pueden dedicarse a servicios públicos de interés general.
⦁ Activos que contribuyan a la mejora y protección del medio ambiente canario.
⦁ Gastos de I+D+i.
D. Suscripción de participaciones o acciones en empresas de nueva creación, de deuda pública o instrumentos financieros aptos:
⦁ Inversión en acciones o participaciones de sociedades que realicen inversiones en las letras A, B, y C por el valor como mínimo del importe desembolsado.
⦁ Acciones o participaciones de entidades ZEC.
⦁ Instrumentos emitidos por entidades financieras (Deuda Pública Canaria, Deuda de Organismos Públicos o Entidades que procedan a la construcción o explotación de infraestructuras de interés público para Canarias).
⦁ Fondos para materializar RIC de proyectos privados, emisiones supervisadas por el Gobierno de Canarias.

¿Qué plazo tenemos para invertir?

Un plazo máximo de tres años, contados desde la fecha de devengo del impuesto correspondiente al ejercicio en que se ha dotado la RIC. Se entiende que un bien está materializado en el momento de su entrada en funcionamiento.

¿Cuánto tiempo debemos mantener los activos en los que materializamos?

Los bienes tienen una permanencia mínima de 5 años, salvo que la vida útil del bien sea inferior. No se considerará incumplido este requisito cuando se adquiera otro elemento que lo sustituya por su valor neto contable, en el plazo de 6 meses desde su baja en el balance.

Si necesitas profundizar en el conocimiento de la RIC o estudiar la posibilidad de aplicarla, no dudes en contactarnos en el 928 567 867.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s